Las lesbianas rusas juegan a escondidas

50%

Sencillas pero calientes, estas maduras lesbianas se alejan de los demás para tener un momento de pareja, haciendo una batalla de teta mientras los lamen con fervor. Ambas se frotan los senos y se despojan de sus vestidos para montarse a la mesa donde la sensual rubia recibe un cunnilingus por parte de la ardiente morena. Su relación de años las ha llevado a compenetrarse de muchas formas, y en esta el coqueteo y el arte de seducir juegan el rol principal.

Son maduras con sus entradas listas

Lanzando besos y caricias, se disponen a lamerse sus anchas entradas en la siempre excitante posición del 69. No importa que tan peludo lo tengan, ellas lo saborean como si de un helado se tratase. Usan sus lenguas y sus dedos para impulsar el sabor de la escena a niveles orgásmicos que sólo ellas podrán explorar.

No necesitan de pollas para gemir

Su erotismo no tiene comparación cuando se tiran en la mesa a besarse lentamente. La morena tiene el control sobre la pelo claro, quien recibe mucha atención en su zona baja por parte de los delicados y delgados dedos de su amiga íntima y personal. Las dos rusas rompen en gemidos, que levantarían los ánimos de cualquier hombre y de su pene hasta ponerlo caliente y deseoso de ser parte de tan esplendorosa escena.

  • COMPARTIR
0 Comentarios
¿Qué opinas sobre este video?
Tu email no sera publicado.